EJERCICIOS CAWTHORNE COOKSEY y ¿Qué es la Neurootología?

¿Qué es la Neurootología?

La subespecialidad médica de Otoneurología se dedica médicamente a la interfaz entre el oído interno y el cerebro. Algunas veces conocida como neuro-otología, es una subespecialidad muy específica y se dedica al estudio, diagnóstico, tratamiento y/o rehabilitación de los trastornos de vértigo, mareo, inestabilidad y audición del ser humano.
El oído y el cerebro coordinan un delicado balance, trabajando en conjunto para producir y procesar la información que es interpretada como equilibrio y/o audición.
• Mareo, vértigo, alteraciones del equilibrio y la estabilidad
• Migrañas que producen mareo
• Movimientos oculares anormales

El Equilibrio es la resultante del aporte de información de nuestros oídos, nuestra vista, y los nervios sensitivos de los músculos y articulaciones de nuestros miembros inferiores, acerca del estado de nuestro cuerpo en el espacio, a nuestro sistema nervioso –cerebro y cerebelo-.

Los oídos internos tienen receptores: 1) para la audición –el órgano de Corti-, y 2) para el equilibrio -el laberinto o vestíbulo-.
El rol de los laberintos en el equilibrio es fundamental, si uno o ambos laberintos –o centros del equilibrio- se comprometen, la estabilidad se altera. El vestíbulo tiene un receptor para los movimientos “derecha a izquierda”, un receptor para los los movimientos de “adelante a atrás” y 3 receptores para los movimientos de “giro”, que se encuentran en los llamados conductos semicirculares. Esta estructura es tan sensible, que basta una pequeña irritación de un sector de un conducto semicircular para comprometer el equilibrio.
El compromiso del equilibrio se conoce como síndrome vestibular.

Todos podemos recordar la sensación de sentirnos mareados luego de una vuelta rápida en calesita, o luego de mirar hacia abajo en un edificio alto, o luego de algún brusco cambio de posición. Los astronautas también experimentan estas sensaciones en el espacio. Pero en todos estos ejemplos se trata de un inusual cambio de posición que altera muy transitoriamente nuestra estabilidad. Son reacciones normales.
El vértigo puede ser también la manifestación de un disturbio o patología, en el sistema que regula nuestro equilibrio.

El llamado síndrome vestibular consiste en un trastorno del equilibrio o inestabilidad dado por sensación de giro o tendencia a caer hacia atrás o los costados; nauseas o vómitos; zumbidos; sordera; y dificultad para fijar la vista o una fuerte oscilación de las imágenes, a causa de una alteración patológica.
El cuadro puede tener un brusco y sorpresivo comienzo que alarma al paciente.

Este síndrome se caracteriza por sensaciones de movimiento o de giro anormales sin que esto suceda en la realidad –vértigos- y por un movimiento anormal de los ojos –nistagmus-. Esto se acompaña además de náuseas, vómitos y sudoración. El cuadro genera miedo, inseguridad y angustia al paciente.

Se diagnostica mediante el exámen neurootológico y neurológico, estudios neurofisiológicos y por imágenes.

Dentro de los tratamientos indicados para el síndrome vestibular, se encuentran los medicamentos, la maniobra de reposición canalicular de Semont Epley para el vértigo benigno posicional (que se diagnostica con el test posicional de Dix-Hallpike), y la rehabilitación vestibular (donde se encuentran los ejercicios Catwthorne Cooksey y muchos otros según el tipo de vértigo del paciente).

Los ejercicios construyen un mecanismo de tolerancia en el cerebro para compensar el disbalance generado entre ambos oídos. Los ejercicios realizados cuidadosa y regularmente favorecen la desaparición del vértigo, al favorecer que el cerebro compense el disbalance generado. .

Los ejercicios consisten en movimientos de la cabeza y del cuerpo que provocan el mareo o el vértigo, hasta donde tolere el paciente. El objetivo es favorecer el desarrollo de los mecanismos de compensación cerebral.
Es importante ser constante y perseverante con los ejercicios, teniendo en cuenta que en un primer momento pueden incrementar los síntomas y que el reposo excesivo no es bueno.. Por lo menos deben mantenerse por 3 meses, o el tiempo que duren los síntomas.
Como en todo cuadro medico, es importante regresar pronto a la rutina de una vida normal, y tener actividad laboral y física.

Dr. Alejandro G. ANDERSSON
Médico Neurólogo
Ciudad de la Paz 1485
(1426) Ciudad de Buenos Aires, Argentina
TE: (5411) 4788-4800
agandersson@inba.argenmed.com

EJERCICIOS CAWTHORNE COOKSEY
Ejercicios a realizar 3 veces al día durante 5-10’

• EJERCICIOS EN LA CAMA
Mover los ojos lentamente y luego rápidamente:
1. hacia abajo y arriba
2. hacia la derecha e izquierda
3. mirar el índice con brazo extendido y
4. luego acercarlo hasta la nariz. .

Mover la cabeza lentamente y luego rápidamente:
1. hacia abajo y arriba con ojos cerrados
2. hacia abajo y arriba con ojos abiertos
3. hacia la derecha e izquierda con ojos cerrados
4. hacia la derecha e izquierda con ojos abiertos.

• EJERCICIOS SENTADO

1. Repetir todos los ejercicios realizados acostado en la cama, en posición de sentado.
2. Elevar los hombros y realizar movimientos circulares con el tronco
3. Inclinarse hacia adelante y levantar un objeto del suelo

• EJERCICIOS PARADO
1. Repetir todos los ejercicios realizados en la cama, en posición de pie.
2. Pararse, girar y sentarse.
3. Elevar hombros y realizar movimientos circulares con el tronco.
4. Pasar una pelotita de mano en mano por encima del nivel de los ojos.
5. Pasar una pelotita de una mano a la otra por debajo de la rodilla.

• EJERCICIOS CAMINANDO
1. Caminar por su habitación con los ojos abiertos y luego con los ojos cerrados.
2. Subir y bajar un par de escalones, primero con los ojos abiertos y luego con los ojos cerrados.
3. Caminar por una rampa o pendiente, subiendo y luego bajando, primero con los ojos abiertos y luego con los ojos cerrados.
4. Girar alrededor de una persona arrojándole una pelota que le devolverán.
5. Practicar un juego que requiera detenerse, apuntar y estirarse, como el bowling, basquet, bochas.

Dr.Alejandro G. Andersson – Dra. Claudia Adamo

I.N.B.A. INSTITUTO DE NEUROLOGIA BUENOS AIRES
Ciudad de la PAZ 1485 (1426) Bs.As.
TEL/FAX (5411) 4785-0303
www.neurologiainba.com.ar
agandersson@inba.argenmed.com

Las indicaciones de este folleto solo deberán realizarse bajo estricta supervisión Medica